20100322


Empecé por odiar todo lo que sentía porque eso me hacía sentir vulnerable.
Luego intente confiar, porque quería dejarme querer y amar cada resquicio de su piel.
Dejarme consumir, y palpar el límite de la insensatez.
Más tarde supe que, llegados a ese punto ella, era la única persona que podría destrozarme.
Y me di cuenta, que el amor es la mayor de las locuras, porque después de amar hasta poder matar por esa persona, puedes odiarla con la misma intensidad, cuando te das cuenta que tan sólo ella, puede partirte en dos.

5 comentarios:

Niky dijo...

me recordó mucho algo... me haces vivir momentos pasados ..

Milena Rodher dijo...

Gracias Niki, espero que esas vueltas al pasado, sirvan al menos para aprender de errores o volver a disfrutar de esos momentos :*

Niky dijo...

casi simpre vuelvo a repetir los errores para poder recordarlo jaja algo extraño no? pero cada error me hace aprender que y no arrepentirme de nada. si no mejorarlo

LadyGrett dijo...

Bonito texto y que cierto es....

Moá

Noor dijo...

Adoro tu forma de escribir,hace que despierten un montón de sensaciones