20100204



No se si debo contener las sílabas que, unidas, forman perfectos enunciados que hablan por lo que según creo, mantiene mi existencia mientras baila el ritmo de un compás perfecto, que sólo se escucha si recorres el camino que va desde la clavícula a mi pecho izquierdo.
Creo que si te paras ahí, podrás sentir como después de todo,no estoy tan muerta, y que realmente, cuando digo, que no siento nada, es por el deseo contencioso de dejar de padecer; deseo, que está inundando cada resquicio de lo que ha quedado de mí, deseando así, que te compadezcas y que con tus viciosos métodos, me devuelvas las ansias por no consumirme.
Estar tan llena de , que no necesite de ese compás sin dueño, que controla mi lado más lunático para seguir respirando.

1 comentario:

Eva dijo...

no se que decir de verdad Amiga, con esto que haces me llenas hasta el ultimo resquicio.