20091101



Y realmente no se que te puedo decir, cuando lo único que hago es decirte todo lo que pienso y siento, con la absurda necesidad de desnudarme y pensar que así y sólo así podrás quererme.
Me destrozo entre las sábanas de tu habitación cuando te das la vuelta y sólo queda aire que se mezcla con el olor de los momentos en lo que creo que me amas.Me agarras y me mientes. El mejor de los engaños.
Vuelta a la realidad oscura e hiriente, que deseo que no exista para así no sentir que soy débil y que en verdad, me muero de amor por tí.
Querer salir de tu habitación dejando la noche atrás y ni siquiera querer recordarla para así no llorar. Intentar no hacerlo. Intentar no despertarte y que me veas haciéndolo.
No ser débil y no poder dejar de serlo, cuando se trata de tí.
Me consume el aire. Ese aire que dejas que corra cuando te giras después de tenerte en mí.
Me voy, y ahora se que, tan sólo puedo decirte, que quiero seguir consumiendome por ese aire, que me mata y mantiene viva.

3 comentarios:

Ines dijo...

que bonito milena (L)

Valentina dijo...

Esa foto de Jonathan Leder es de mis favoritas.
El texto me encanta, como siempre, y es que qué difícil es eso de no querer querer, verdad?

ah! y tu nombre es amor, Milena :)

MRH dijo...

es imposible vivir sin querer. Queremos y amamos, cada uno cosas diferentes. Gracias, mis padres escogieron bien.
un beso